Taller de cine y animación

Consejos | Recomendaciones | Revisión

Que Significa Consolacion En La Biblia?

Que Significa Consolacion En La Biblia
La tarea de consolar ‘Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación’ (2 Corintios 1:3). En la Biblia encontramos muchos textos que enseñan sobre lo que implica consolar, tanto en una manera positiva y sanadora, como también con falencias, cuando se consuela erróneamente.

Que Significa Consolacion En La Biblia

Pensemos en Bernabé (Hechos 4:36-37), no solo porque tuvo el gesto bondadoso de vender sus bienes para compartir con los demás, sino porque fue capaz de acompañar a quienes eran rechazados para ayudarlos en su peregrinaje. Bernabé ayudó a Saulo (Hechos 9:26-27) y a su propio sobrino, Marcos, a quien Pablo rechazó para su segundo viaje misionero (Hechos 15:37-39).

  1. La forma negativa de animar a otros la muestran los amigos de Job, que durante su sufrimiento lo acusaron y juzgaron.
  2. La tarea de animar o consolar es un ministerio que engrandece la obra de Dios, quien es él mismo el que primero nos consuela y nos da dones que nos capacitan para acompañar a otros.
  3. En parte, aprendemos a animar a otros cuando atravesamos por situaciones difíciles.

Paradójicamente, las situaciones adversas posibilitan que descubramos una mayor profundidad de Dios, una nueva realidad de su amor, un enfoque diferente a nuestra fe. Esta experiencia se pone, luego, al servicio del prójimo, nos ayuda a ser compañeros de fe, sin imponer ni menoscabar al otro, sino facilitando su proceso espiritual y desarrollo de la vida humana.

  1. Esto puede ser tanto en términos personales, familiares y comunitarios, en dimensión individual o social.
  2. En 2 Corintios 1:3-11, Pablo presenta a Dios como ‘Padre misericordioso’.
  3. Dios mismo se acerca a la miseria de nuestro corazón y de nuestra vida.
  4. Se ofrece para recuperarnos, para que no perdamos nuestra relación filial.

Todo esto nos permite sentirnos vulnerables frente a Dios con la seguridad de no ser condenados, ni aplazados, sino de estar abiertos a comprender que él busca ofrecernos una vida abundante. Al compartir con aquellos que están atribulados cómo Dios nos consoló de una manera particular, encendemos en ellos un fuego esperanzador que renueva sus fuerzas.

Esa expresión de misericordia es garantía de vida nueva, de perdón, de la restauración de una relación armoniosa con Dios, nosotros mismo, nuestro prójimo y con el ambiente global. A Dios también se le llama ‘Dios de toda consolación’. Notemos que dice de ‘toda consolación’, si dejar fuera de su consolación ninguna situación humana.

Pablo subraya la misericordia y consolación de Dios a causa de sus propias experiencias. Nos narra cómo él mismo se sintió confortado por Dios, cuando estuvo en apuros y tribulaciones difíciles de soportar, donde experimentó la amenaza de la muerte misma.

En medio de su aflicción, la consolación de Dios fue para Pablo como un bálsamo que no pudo dejar de compartir con otros, pues sabía que fue consolado para extender a otros esta bendición. La misericordia y consolación de Dios llenaron a Pablo con la suficiente fuerza para desarrollar su capacidad de acompañamiento en situaciones extremas, tal como Dios lo hizo con él.

Dios nos consuela para que aprendamos a consular a otros, para que mostremos ese mismo amor de Dios a aquellas personas que están pasando tiempos de tribulación. Si alguien pregunta cómo tiene que consolar a otros, Pablo responde: de la misma manera que el Señor te ha consolado a ti; con la misma paciencia, ternura y fuerza que Dios obró para tu consolación.

Rdo. Fabián E. Rey

La manera en que Dios nos consoló cobra en nosotros un vigor fundamental. Al compartir con aquellos que están atribulados cómo Dios nos consoló de una manera particular, encendemos en ellos un fuego esperanzador que renueva sus fuerzas. Por ejemplo, recuerdo una vez cuando acompañé a una joven en un proceso de sanidad emocional.

En su niñez, había sido víctima de un abuso sexual por un familiar directo. Vivía una vida sin sentido, no podía encontrar futuro, su pasado la aplastaba y se sentía siempre condenada. La amargura de su corazón era notoria, aunque nunca había hablado de lo que le había sucedido. En una conversación y proceso gradual que nos llevó algunos meses, ella pudo manifestar su dolor, su sentimiento de culpa y enojo.

Esto nos permitió poder empezar a sacar de raíz viejos resentimientos y descubrir cómo a pesar de estas fatalidades, Dios siempre estuvo presente con su misericordia. Comenzó a perdonarse, incluso a su agresor, y a experimentar el perdón amoroso de Dios, su rostro se ilumino y la risa comenzó a llenar su boca.

  1. En especial, esa vivencia del consuelo de Dios la llevó a reorientar su vida y ver cómo podía ayudar a otras personas que habían sido víctimas de lo mismo.
  2. Sus palabras no sonaban huecas, sino que tenían la profundidad de compartir el mismo dolor, pero dando una respuesta de esperanza y vida hacia las demás.

No solo recupero la alegría, sino su propósito de vida. Tanto el regocijo como la esperanza eran los nuevos signos de una vida transformada por el amor de Dios. -Rdo. Fabián E. Rey, licenciado en Psicología, capellán de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano y pastor de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina.

¿Qué significado tiene consolación?

Alivio de la pena o angustia de una persona Le dieron un premio de consolación.

¿Qué es ser consolado por Dios?

Propósito en medio de la aflicción – Dios no nos consuela en vano y nuestra aflicción no es una sin sentido.2 Corintios 1:3-9 nos muestra algunos propósitos de la aflicción y de la consolación que Dios nos da: Dios nos consuela para que nosotras también podamos consolar a los que están en cualquier tribulación.

Cuando alguien necesita consuelo, nosotras podemos dárselo porque Dios ya nos ha consolado primero; ya hemos estado donde esa persona está ahora. Dios usa a personas, sobre todo creyentes, para llevarnos a la consolación. Pablo mismo fue consolado por Tito (2 Corintios 7:5-7). Por eso debemos animar a otros a seguir corriendo la carrera de la fe.

Palabras de aliento o gestos que muestran cariño pueden animar a alguien en aflicción. La aflicción es para que no confiemos en nosotras mismas —nuestras fuerzas o capacidades—, sino en Dios (2 Corintios 1:9). Cuando somos consoladas, estamos diciéndole a nuestro Padre que somos débiles, que le necesitamos, que solas no podemos, que necesitamos su consuelo, su ánimo, y su fuerza con nosotras.

El consuelo de nuestro Dios nos muestra nuestra condición y nos manifiesta el poder y fortaleza de nuestro Padre. Pablo dice que cuando es débil, entonces es cuando es fuerte. ¿Cómo puede ser esto? ‘Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte’ (2 Corintios 12:9-10). Cuando Pablo es débil, es cuando viene el poder de Cristo a él, y entonces es cuando puede decir que es fuerte.

Mi querida hermana, en medio de tu aflicción recuerda que no estás sola. Recuerda que Jesús es quien nos consuela; Él es quien nos da su gracia para poder seguir cada día. Jesús entiende nuestro dolor, Él no es un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestros sufrimientos (Hebreos 4:15). Su gran obra de redención ha hecho que podamos sufrir como aquellos que tienen esperanza.

Dios no es ajeno a tu dolor. Nuestro Señor aborrece la maldad y la injusticia. Jesús está renovando todas las cosas, y mientras esperamos su venida podemos descansar en su soberanía y sabiduría. Confía en su gracia, descansa en sus propósitos, recibe su consuelo, y dalo a otras en necesidad.

¿Que el Dios y Padre de toda consolacion?

2 Corintios 1

  • 1, de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, a la iglesia de Dios que está en Corinto, con todos los santos que están en toda Acaya:
  • 2 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
  • 3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de y Dios de toda,
  • 4 quien nos consuela en todas nuestras, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, con la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.
  • 5 Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.
  • 6 Pero si somos atribulados, es para vuestra consolación y salvación; la cual se efectúa en el las mismas aflicciones que nosotros también padecemos; o si somos consolados, es por vuestra consolación y salvación.
  • 7 Y nuestra esperanza con respecto a vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las, también lo sois en la consolación.
  • 8 Porque, hermanos, no queremos que desconozcáis la tribulación que sufrimos en Asia, pues fuimos agobiados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal manera que perdimos la esperanza de salir con vida.
  • 9 Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiáramos en nosotros mismos, sino en Dios que a los muertos,
  • 10 el que nos y nos libra de tan gran muerte; y en quien esperamos que aún nos librará;
  • 11 cooperando también vosotros con por nosotros, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos.
  • 12 Porque nuestro regocijo es este: el de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con carnal, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros.
  • 13 Porque no os otras cosas sino las que leéis y entendéis; y espero que hasta el fin las entenderéis;
  • 14 como también en parte habéis entendido que somos vuestro, así como también vosotros el nuestro, en el día del Señor Jesús.
  • 15 Y con esta confianza quise primero ir a vosotros, para que recibieseis una doble bendición;
  • 16 y por vosotros pasar a Macedonia, y de Macedonia regresar otra vez a vosotros, y por vosotros ser encaminado a Judea.

17 Así que, pretendiendo esto, ¿actué quizá con ligereza? O lo que pienso hacer, ¿lo pienso según la carne, para que haya en mí al mismo tiempo sí, sí, y no, no?

  1. 18 Pero, como Dios es fiel, nuestra palabra para con vosotros no es sí y no.
  2. 19 Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, que entre vosotros ha sido predicado por nosotros, por mí, y por y por, no ha sido sí y no, sino solamente sí en él.
  3. 20 Porque todas las de Dios son sí en él, y Amén en él, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.
  4. 21 Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos, es Dios,
  5. 22 quien también nos ha y nos ha dado la garantía del Espíritu en nuestros corazones.
  6. 23 Pero yo invoco a Dios como testigo sobre mi alma, que por ser indulgente con vosotros no he pasado todavía a Corinto.
  7. 24 No que nos enseñoreemos de vuestra fe, sino que colaboramos para vuestro gozo, porque por la estáis firmes.

¿Cómo podemos consolar a otros?

El arte de consolar Si ha perdido el trabajo o a una persona amada o ha sufrido una injusticia, la pérdida suele estar acompañada de sentimientos de aislamiento, soledad y vacío interior. Amortiguar los golpes de la vida puede ser más complejo de lo que parece, pero menos difícil si alguien nos consuela.

  1. Este bálsamo para el alma que tienen los seres humanos tranquiliza y reanima y ayuda a recuperar la confianza en el futuro.
  2. Saber consolarnos y consolar a los demás tendrá cada vez mayor importancia: ‘En nuestro tiempo, la mayoría de la gente está muy sola, vivimos en una sociedad excesivamente individualista’, dice la psicoterapeuta y musicoterapeuta Irmtraud Tarr.

‘Tenemos un cerebro social, y para sobrevivir nos necesitamos los unos a los otros’. La gente se ha perdido en el autismo social, añade, y la era de Internet empeora, en su opinión, este panorama. ‘Las máquinas y las nuevas tecnologías no proporcionan el calor humano, son sustitutos fríos’.

See also:  Como Guardar Nuestro Corazón Según La Biblia?

Se deben evitar frases como ‘no estés triste’ o ‘no llores’ De continuar este desequilibrio social, asegura esta especialista, el cerebro humano puede ver reducido su número de neuronas espejo (según los neurocientíficos, estas neuronas están íntimamente ligadas a las capacidades cognitivas relacionadas con la vida social, como la empatía).

‘Compartiendo los estados emocionales de otras personas nos sentimos directamente concernidos y se despiertan en nosotros la simpatía y la compasión, que nos mueven a la acción’, dice Tarr. No hay recetas exactas para el consuelo, pero se puede aprender.

  • En primer lugar, es importante escuchar al otro, prestarle atención sin juzgarle.
  • Familia o amigos.
  • Muchas veces, el mejor consuelo que podemos dar a una persona afligida es decirle que nos importa mucho, que queremos lo mejor para ella o que nos preocupamos de ella’, dice la psicoterapeuta.
  • Pero nunca debe sustituir las funciones de un terapeuta.

Muchas personas no saben cómo comportarse ante el sufrimiento de los demás. Por ello, Tarr recomienda evitar los consejos del tipo ‘no llores’, ‘no estés triste’ o frases del tipo ‘¿cómo te va?’, que pueden incomodar a la persona que atraviesa una situación difícil.

  • Además, el llanto, cuando llega, tiene siempre un efecto beneficioso y permite fluir al dolor.
  • Lo que se dice con buena intención puede sonar a desafortunado, y también es importante tomarse en serio el sufrimiento del otro’.
  • Mejor plantearle preguntas matizadas, situadas en el aquí y ahora: ‘¿cómo te sientes ahora?’, ‘¿qué crees que podría aliviarte?’.

El hecho de estar ahí, de mostrar interés sincero, ya es de gran ayuda. También es positivo ponerse en lugar del otro y pensar en qué podemos ayudarle sin que nos lo tenga que pedir, ‘pero sin atosigarle’. Eso le demuestra al amigo, al compañero, ‘que no está solo en su situación’.

Cuando la vida nos trata mal, el contacto físico, los gestos, ayudan a establecer un vínculo y pueden dar tanta o mayor sensación de cercanía y de seguridad que las palabras. En todo caso, se debe tener en cuenta que la propia historia de consuelo puede contaminar la acción de consolar. Para afrontar las pérdidas, en las psicoterapias se acostumbra a utilizar el mecanismo del luto, ‘pero con las neurociencias sabemos que este trabajo es un poco peligroso, porque si se utiliza demasiado tiempo esta herramienta, las huellas que produce son cada vez más profundas y se convierte en luto patológico.

Es necesario construir un camino diferente, que es el consuelo, la certitud de que se tiene otra persona a tu lado que te apoya, que no estás solo’, añade. No es lo mismo consolar a un adulto que a un niño. En los menores, la acción de consolar puede ser más sencilla ‘porque basta tocarlo, es un trabajo más corporal’; entonces se sincronizan ambos cerebros.

  1. Esta sincronización emocional no se da cuando un pequeño se encuentra siempre solo.
  2. Con la terapia vive una experiencia diferente, y el niño buscará repetirla; ‘si no puede ser con los padres, lo hará con amigos o con vecinos’, afirma Irmtraud Tarr.
  3. En los adultos, el consuelo es diferente porque no están acostumbrados al arte del contacto, se necesita prudencia, sensibilidad y respeto a los límites del cuerpo.

Hay momentos en la vida que desafortunadamente hemos de atravesar solos. ¿Qué hacer cuando estamos huérfanos de apoyo? El tópico de ‘quererse a uno mismo’ cobra aquí el mayor de los sentidos. Se puede aprender a ser amigo de uno mismo. ‘Un filósofo muy antiguo decía: primero bañarse, después llorar y luego rezar: el agua es muy agradable y refleja el contacto con otro; llorar es la expresión de los sentimientos, es la desinfección del alma y del cuerpo, y rezar es el sustituto del contacto humano’, añade Tarr.

  • La lectura, la naturaleza, la música, la creación artística, los animales domésticos., todo vale para masajear la propia alma, son medios para activar el puente roto con los otros.
  • De hecho, Tarr es organista y concertista y utiliza instrumentos musicales junto con sus pacientes en sus terapias.
  • Las cantatas y oratorios de Bach son pura consolación’.

El consuelo no es algo transitorio, sino una herramienta para toda la vida. ‘Si se tiene la capacidad de consolar, se es una persona muy rica’, asegura la psicoterapeuta. : El arte de consolar

¿Cuando Dios nos consuela?

2 Corintios 1:4 Dios nos consuela en todos nuestros sufrimientos para que también nosotros podamos consolar a quienes sufren, dándoles el mismo consuelo que recibimos de él. Lea la Biblia, descubra Planes y busque a Dios todos los días. : 2 Corintios 1:4 Dios nos consuela en todos nuestros sufrimientos para que también nosotros podamos consolar a quienes sufren, dándoles el mismo consuelo que recibimos de él.

¿Que nos enseña 2 Corintios 1 3?

Lección 113: 2 Corintios 1–3 Lección 113: 2 Corintios 1–3 Lección 113 Pablo escribió a los santos de Corinto y explicó cómo podían consolar a los demás. Además, los exhortó a perdonar al pecador que hubiera estado en su congregación. Pablo enseñó a los santos que si se volvían al Señor, llegarían a ser más semejantes a Dios.

¿Qué hicieron para ayudar a esa persona? ¿Alguna vez han querido consolar a alguien que atravesara alguna prueba difícil pero no sabían cómo?

Al estudiar, invite a los alumnos a buscar alguna verdad que pueda ayudarlos a saber cómo consolar a otras personas en sus pruebas y aflicciones. Explique que después que Pablo escribió 1 Corintios, se produjo un alboroto en Éfeso a raíz de sus enseñanzas.

Véase, Nota: Asia era una provincia romana de la actual Turquía). Pablo dejó Éfeso y viajó a Macedonia, donde Tito le llevó noticias según las cuales los santos de Corinto habían recibido bien una carta que este les había enviado. Pablo también se enteró de que los santos padecían tribulaciones y que había falsos maestros en Corinto que corrompían la verdadera doctrina de Cristo.

Pablo escribió 2 Corintios para consolar a los santos y tratar los problemas que esos indeseados maestros habían ocasionado. Invite a varios alumnos a turnarse para leer en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer lo que Pablo dijo a los santos sobre las tribulaciones.

¿Qué dijo Pablo a los santos sobre Dios (en el ) que podría haberlos consolado en sus tribulaciones? ¿Qué verdad podemos aprender en el sobre lo que podemos hacer al recibir el consuelo del Padre Celestial? (Los alumnos deben reconocer una verdad semejante a la siguiente: Gracias a que el Padre Celestial nos consuela en nuestras tribulaciones, podemos ayudar a otras personas a recibir Su consuelo ). ¿De qué manera el que recibieras el consuelo de Dios durante alguna prueba ha servido para que ayudaras a otra persona a recibir Su consuelo? (Podría compartir alguna experiencia propia al respecto mientras los alumnos consideran sus propias experiencias).

Para resumir, explique que Pablo relató a los santos de Corinto las graves tribulaciones que amenazaron la vida de él y la de sus compañeros mientras predicaba el Evangelio en Éfeso. Invite a un alumno a leer en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer lo que ayudó a Pablo y a sus compañeros durante las tribulaciones.

¿Qué ayudó a Pablo y a sus compañeros durante las tribulaciones? ¿Qué verdad pueden distinguir en el acerca de cómo podemos ayudar a las personas que atraviesan pruebas? (Los alumnos pueden usar diferentes palabras, pero asegúrese de que reconozcan la siguiente verdad: Nuestras oraciones pueden ayudar a quienes atraviesan pruebas ). ¿De qué modo pueden ayudar nuestras oraciones a alguien que atraviesa pruebas? ¿Cómo te han ayudado las oraciones de otras personas al atravesar una prueba?

Para resumir, explique que Pablo se regocijaba en quienes habían recibido el consejo que había dado en su primera epístola. En los, Pablo contestó a las personas que lo habían criticado cuando cambió sus planes de ir a visitarlos. Al parecer, algunos de los que criticaban a Pablo decían que, debido a que este cambió el recorrido del viaje, ya no podían confiar en él ni en sus enseñanzas.

¿Por qué podría resultar difícil perdonar a esa persona?

Al estudiar, invite a los alumnos a buscar verdades que los ayuden a saber por qué es importante perdonar a todos. Recuerde a los alumnos que en la primera carta de Pablo a los Corintios, este los había reprendido por su desobediencia y falta de fe. Invite a un alumno a leer en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer lo que Pablo esperaba que los santos de Corinto entendieran sobre su reprimenda.

Según el, ¿qué quería Pablo que los santos entendieran sobre las razones de su reprimenda? ¿De qué manera el reprender o corregir puede ser una prueba de que alguien nos ama?

Para resumir, explique que Pablo escribió en cuanto a un miembro de la Iglesia que había pecado contra otros miembros y les había causado pesar. Por consiguiente, la Iglesia había disciplinado a ese hombre. Invite a un alumno a leer en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para ver lo que dijo Pablo sobre cómo debían los santos tratar a esa persona.

¿Cómo debían los santos tratar al hombre que había causado tanto pesar?

Explique que aunque aquel hombre había pecado, el valor de su alma es grande a la vista de Dios (véase ). Pablo exhortó a los santos a perdonar, consolar y amar a ese hombre para ayudarlo a arrepentirse. Invite a los alumnos a leer en silencio para conocer otra razón por la que Pablo dijo que los santos debían perdonar a los demás.

De acuerdo con lo que Pablo enseñó a los santos en el, ¿por qué otra razón debemos perdonar a los demás? (Utilizando sus propias palabras, los alumnos deben reconocer la siguiente verdad: Si no perdonamos a los demás, Satanás tendrá ventaja sobre nosotros. Si lo desea, sugiera a los alumnos que marquen esa verdad en el ).

Indique que perdonar a alguien no significa que el pecador no tendrá que rendir cuentas por sus acciones. Tampoco significa que debemos colocarnos en situaciones en las que las personas puedan continuar tratándonos mal. Más bien, perdonar a los demás significa tratar con amor a quienes nos han tratado mal y no albergar resentimientos ni enojo hacia ellos.

¿Cómo creen que Satanás tiene ventaja sobre nosotros cuando no perdonamos a los demás?

Testifique sobre la importancia de perdonar a los demás. Pida a los alumnos que piensen en alguien a quien deban perdonar. Invítelos a fijarse la meta de perdonar a dicha persona para que Satanás no tenga ventaja sobre ellos. Explique que en, leemos que Pablo escribió que agradecía a Dios, ‘que hace que siempre en Cristo’, incluso durante tiempos difíciles.

Pablo enseña a los santos de Corinto que a medida que ellos se vuelvan al Señor, llegarán a ser más semejantes a Dios Explique que al ausentarse Pablo de Corinto, algunos maestros falsos empezaron a oponerse a sus enseñanzas e intentaron desacreditarlo al decir a los conversos que aún debían obedecer la Ley de Moisés.

Para resumir, explique que como respuesta a quienes intentaban desacreditarlo, Pablo hizo una pregunta retórica a los miembros de la Iglesia de Corinto sobre si debía ofrecerles ‘cartas de recomendación’ que dieran fe de su proceder y legitimidad como apóstol verdadero de Jesucristo.

¿Cuál era la carta de recomendación de Pablo? (El cambio en la vida de los santos era como una carta de Cristo mismo). ¿Qué significa la expresión ‘conocida y leída por todos los hombres’ (en el )? (Significa que muchas personas llegarían a conocer la Iglesia y juzgar su veracidad a través de la conducta y del ejemplo individual de los miembros de la Iglesia).

Destaque la expresión ‘no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón’, que está en el, y explique que en la época de Moisés, los mandamientos se habían escrito en tablas de piedra. Pablo enseñó a los santos de Corinto que, mediante el poder del Espíritu Santo, los mandamientos se habían grabado en sus corazones.

  • Para resumir, indique que Pablo explicó que si la antigua ley de Moisés, cuyo destino era ser abrogada, era gloriosa, entonces la gloria del convenio del Evangelio sempiterno es aun mayor.
  • Pablo recordó a los santos de Corinto que Moisés llevaba un velo sobre el rostro al regresar de hablar con el Señor en el monte Sinaí, porque los hijos de Israel temían la gloria que emanaba de su faz.
See also:  Soñar Con Un Vaso De Agua?

Invite a un alumno a leer en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer el modo en que Pablo comparó a los israelitas que temían la gloria que emanaba del rostro de Moisés con los judíos de su época.

¿De qué modo comparó Pablo a los israelitas que exigieron que Moisés usara un velo con los judíos de los tiempos de él? ¿Qué significan las expresiones ‘el entendimiento de ellos se embotó’ () y ‘el velo está puesto sobre el corazón de ellos’ ()?

Invite a un alumno a leer en voz alta, y pida a la clase que siga la lectura en silencio para conocer lo que Pablo prometió que quitaría el velo de oscuridad del corazón y de la mente del pueblo. Indique que la Traducción de José Smith cambia las palabras ‘cuando se conviertan al Señor’ del a ‘cuando el corazón se vuelva al Señor’ (Traducción de José Smith, 2 Corintios 3:16 ).

Según la Traducción de José Smith de, ¿qué debía hacer la gente para que se les retirara el velo de oscuridad?

Escriba en la pizarra: Al volver nuestro corazón al Señor

Según el, ¿qué les sucede a aquellos que se vuelven al Señor y se les quita el velo de oscuridad? (Explique que la expresión ‘transformados de gloria en gloria en la misma semejanza’ se refiere al cambio gradual que tenemos mediante el Espíritu, que nos ayuda a llegar a ser más semejantes a Dios).

Complete la oración de la pizarra de forma que quede así: ‘Al volver nuestro corazón al Señor, tendremos el Espíritu, el cual nos ayudará gradualmente para que lleguemos a ser más semejantes a Dios’,

¿Qué creen que signifique volver nuestro corazón a Jesucristo?

Invite a los alumnos a dedicar un minuto a escribir en el cuaderno de apuntes o en el diario de estudio de las Escrituras algunas maneras en que las personas pueden volver el corazón a Jesucristo. Invite a algunos alumnos a compartir sus listas con la clase.

  1. Invite a los alumnos a meditar en el modo en que el Espíritu los ha cambiado a ellos o alguien que conozcan.
  2. Pida a varios alumnos que compartan sus experiencias con el resto de la clase.
  3. Invite a los alumnos a considerar lo que podrían hacer para volverse más al Señor.
  4. Pídales que se fijen la meta de volverse al Señor a fin de que reciban el Espíritu y lleguen a ser más semejantes a Dios.

Comentarios e información de contexto, Los líderes de la Iglesia reprenden a los miembros de esta por amor El presidente Brigham Young explicó la razón por la que reprendía a los miembros de la Iglesia: ‘En ocasiones, es posible que a muchos de los hermanos varones les parezca severo.

A veces los amonesto; pero es porque deseo que vivan de modo tal que el poder de Dios, cual llama de fuego, more en su interior y se halle a su alrededor’ ( Discourses of Brigham Young, sel. John A. Widtsoe, 1954, pág.115). La importancia de perdonar a los demás En podemos vislumbrar el amor y la compasión de Pablo.

Ignoramos si el transgresor al que Pablo se refería es quien se menciona en u otro transgresor (tal vez alguno de los maestros falsos de Corinto que se había opuesto a Pablo y sus enseñanzas). Pablo instó a los miembros de la Iglesia a perdonar al hombre y consolarlo ‘para que no consumido por demasiada tristeza’ (véase ).

Algunas personas juzgan la Iglesia por el ejemplo de los miembros ‘Muchas personas a lo largo de todo el mundo tienen buenos sentimientos hacia la Iglesia debido a los actos de bondad y servicio que ven manifestarse en la vida de los miembros de esta (véase ). ‘La declaración de Pablo de que los miembros de la Iglesia son como cartas ‘ por todos los hombres’ indica que la conducta individual de los miembros de la Iglesia es el modo en que muchas personas llegarán primeramente a conocer la Iglesia y juzgar su veracidad.

Tal como se juzga al comerciante por los bienes que vende, de igual manera se juzga la Iglesia —y en ocasiones aun a Jesucristo— por la vida que nosotros llevamos. El élder Bruce R. McConkie enseñó: ‘En su sentido esencial, el Evangelio no está escrito en tablas de piedra ni en libros de Escrituras, sino en el cuerpo de las personas fieles y obedientes; por consiguiente, los santos son epístolas vivientes de la verdad, cuyas vidas son libros que están abiertos para que todos los lean’ ( Doctrinal New Testament Commentary, 3 tomos, 1965–1973, tomo II, pág.414)’ ( Nuevo Testamento, Manual del alumno, pág.395 ).

¿Qué dice la Biblia por la pérdida de un ser querido?

¿Cómo puedo afrontar la pérdida de un ser amado? El dolor que acompaña la pérdida de un ser amado es tan inevitable como la muerte misma. El duelo es un proceso doloroso, pero la confianza en Dios puede ayudarte a superarlo. A continuación se encuentran cuatro maneras en que la fe puede ayudar a afrontar el dolor.

  • Dolor. Tristeza. Enojo.
  • Adormecimiento.
  • Todos estos son sentimientos naturales que tenemos cuando estamos afrontando la pérdida de un ser amado.
  • Ninguno de estos sentimientos es malo.
  • El experimentar las emociones que vienen con el dolor es parte de ser humanos.
  • Todo tiene su tiempo’, explica la Biblia.
  • Tiempo de nacer y tiempo de morir tiempo de llorar y tiempo de reír; tiempo de lamentar, y tiempo de bailar’ (Eclesiastés 3:1-2,4).

El saber que la muerte y el dolor son necesarios puede que no aminore el sufrimiento, pero puede hacer que la felicidad sea más dulce cuando llegue su tiempo. El dolor no es una debilidad, una imperfección o una señal de pecado. Es una parte necesaria de la mortalidad.

Dios sabe que experimentarás dolor en esta vida, pero no tienes que pasarlo solo. Él quiere que busques consuelo. ‘Bienaventurados los que lloran’, enseñó Jesús, ‘porque ellos recibirán consolación’ (Mateo 5:4). El confiar en Dios y en otras personas puede aliviar tu pena y brindar soporte. Antes que Jesús levantara a Lázaro de los muertos, Él oró a Dios Su padre para recibir fuerza y guía.

Derrama tu alma a Dios en oración. Él te ayudará a sentir Su paz y Su amor. Cuando Lázaro, un amigo de Jesús, enfermó y murió, la comunidad fue con sus hermanas Marta y María ‘para consolarlas’ (Juan 11:19). Acepta el servicio y oídos dispuestos a escuchar de la gente a tu alrededor que te quiere ayudar. Aprende del amor de Dios y recibe apoyo en tus desafíos Solicita una visita de misioneros El proceso de afrontar la muerte puede acercarnos a Dios, pero también puede hacer que cuestionemos Su plan. Podemos llevar nuestras preguntas a Dios en oración.

Se nos promete, ‘Pedid, y se os dará’ (Mateo 7:7). En las Santas Escrituras, Dios nos proporciona respuestas a muchas preguntas difíciles sobre la vida y la muerte. Aquí hay algunas preguntas que puedas tener, junto con las respuestas que se encuentran en la Santa Biblia y el Libro de Mormón. ¿Qué pasa después de la muerte? La incertidumbre de la muerte puede agravar el dolor.

Pero Job respondió a esta pregunta con confianza: ‘Aunque, este cuerpo, en mi carne veré a Dios’ (Job 19:26). Debido a la resurrección de Jesús, ‘en Cristo todos serán vivificados’ (1 Corintios 15:22). ¿A dónde van las personas cuando mueren? La muerte es la separación del cuerpo y el espíritu de una persona.

Después de la muerte, el cuerpo físico regresa a la tierra, pero ¿qué pasa con el espíritu? El Libro de Mormón explica que ‘los espíritus de todos los hombres, sean buenos o malos, son llevados a ese Dios que les dio la vida’ (Alma 40:11). Todos los espíritus serán reunidos con sus propios cuerpos resucitados y serán llevados ante Dios.

¿Estaré con mis seres queridos después de la muerte? Sí. Cuando Jesús moría en la cruz, un ladrón que también estaba siendo castigado le pidió al Señor que lo recordara en el cielo. ‘Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso’ (Lucas 23:43).

¿Cómo puedo superar cosas difíciles? Podemos encontrar gran sanación, consuelo y paz en Jesús, nuestro Salvador. Jesús conoce nuestro dolor porque lo sintió primero. Él puede curarnos. Una de las funciones del Salvador es ‘vendar a los quebrantados de corazón, proclamar libertad a los cautivos y abrir la cárcel a los presos’ (Isaías 61:1).

Ora para sentir Su paz y su poder sanador en tu vida. Dios sabe cómo te sientes. Porque te ama, Él llora contigo cuando tú lloras. Él quiere que seas feliz y lo ha hecho posible. El Espíritu Santo es llamado el Consolador en la Biblia. El Espíritu Santo tiene el poder de ‘consolar a los que lloran’ (Isaías 61:2).

  • Las personas que experimentan este consuelo divino lo describen como calma, paz y calidez.
  • Es el cumplimiento de la promesa de Jesús, ‘la paz os dejo, mi paz os doy’ (Juan 14:27).
  • Gracias al sacrificio y la resurrección de Jesucristo, ‘no hay victoria para el sepulcro, y el aguijón de la muerte es consumido en Cristo.

Él es la luz y la vida del mundo; sí, una luz que es infinita, que nunca se puede extinguir; sí, y también una vida que es infinita, para que no haya más muerte’ (Mosíah 16:8-9). Todos seremos resucitados y podemos estar con nuestras familias y seres amados otra vez.

  • Mientras tanto, podemos encontrar esperanza y sanación en el amor de Jesucristo.
  • La felicidad es el propósito de Dios para tu vida.
  • Nuestro gozo no será constante, pero ‘enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; ya no habrá más muerte, ni habrá más llanto, ni clamor ni dolor porque las primeras cosas han dejado de ser’ (Apocalipsis 21:4).

La pena del dolor es real, pero también lo es la paz que viene de Dios. Si estás enfrentando la pérdida de un ser amado, rodéate con todas las fuentes de apoyo y paz. Por medio de la oración, el estudio de las Escrituras y el apoyo de tus seres amados, puedes encontrar esperanza real y consuelo.

¿Que nos consuela con toda consolacion?

2 Corintios 1:3-5 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros cons | Biblia Reina Valera 1960 (RVR1960) | Descargue La Biblia App ahora Lea la Biblia, descubra Planes y busque a Dios todos los días. : 2 Corintios 1:3-5 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros cons | Biblia Reina Valera 1960 (RVR1960) | Descargue La Biblia App ahora

¿Que nos quiere decir 2 Corintios 1 20?

¿Qué significa 2 Corintios 1:20? 2 Corintios 1:20, : Pues tantas como sean las promesas de Dios, en El todas son sí ; por eso también por medio de El, Amén, para la gloria de Dios por medio de nosotros.2 Corintios 1:20, : Pues tantas como sean las promesas de Dios, en El todas son sí.

¿Por que necesitamos consuelo?

▷ SOBRE EL CONSUELO ✅

  • EC
  • EL CONSUELO
  • ‘ Arte de hacer bien al alma ‘
  • U NA GENERACIÓN DE AISLADOS

E stamos entrando en una fase, de gran crecimiento científico, La gran cantidad de innovaciones técnicas, de comunicación y de ocio, hace que las personas se aíslen, pierdan el contacto con los demás. Nos convertimos en una generación de aislados, no por nuestra voluntad, sino porque es la sociedad la que nos lleva a ello.

Lo que conlleva a crear soledad, desconfianza, lo que produce en nosotros frialdad, dando lugar a un rechazo hacia la gente que nos rodea. Nos hemos olvidado de que hay ocasiones en que necesitamos a la gente, porque nosotros mismos no somos capaces de arrancar. Necesitamos ser consolados, y esto es lo que nos dice Irmtraud Tarr en su magnífico libro ‘El consuelo, el arte de hacer bien al alma’,

El sentido del consuelo es unirnos, crear lazos profundos entre nosotros. Porque nuestro Fin como personas es llegar a saber relacionarnos con los demás. ¿Hay algo más importante en el mundo? P ero hay que ser valiente para admitir que necesitamos a los demás y que los demás nos necesitan.

See also:  Que Dice La Biblia Sobre Dormir Enojado?

La vida es dura incluso la cotidiana y necesitamos pruebas de que no estamos solos para afrontarla. Como mujer que es, dice que el consuelo se da más en este sexo que en los hombres. Tiene que ver con la capacidad de empatizar, de sentir con el otro. A veces los hombres creen que deben dar consejo, buscar una solución práctica Ven un problema y sienten que han de resolverlo.

Pero no es necesario. El consuelo es otra cosa, es estar ahí, acompañar, abrir un espacio para que el otro haga y diga lo que quiera, para que se plantee preguntas, se enfrente a sus problemas y les dé las vueltas que haga falta. A veces, ni siquiera es necesario hablar.

  1. Es suficiente con mirar o con estar presente y emitir la señal que el otro espera: «Puedes contar conmigo» S ABER ESCUCHAR L a importancia de escuchar, sí, nada funciona si no se escucha.
  2. Y escuchar es algo muy difícil.
  3. Se trata de concentrarse en lo que está diciendo el otro, de permitirle silencios, de no caer en la trampa de estar buscando cómo reaccionar, qué decir, qué preguntar, qué aconsejar Escuchar es poner atención a lo que el otro dice, abrirse totalmente a él, tratar de comprender lo que está diciendo y sintiendo, percibir lo que dice, lo que no dice y lo que quiere decir.

Cada persona es distinta. Debemos escuchar en silencio, poner toda nuestra atención, porque implica sentir verdadero interés por la persona que se tiene delante, hacerse receptivo con todos los sentidos: con los ojos, con los oídos, con las manos, y sobre todo con el corazón.

Cuando se escucha así, sin querer saberlo todo inmediatamente, sin analizar, permitiendo que el otro nos llegue al corazón, se descubren más cosas que cuando uno simplemente se fija en lo que está diciendo el otro. Hay una diferencia sutil. El silencio activo permite oír, percibir y escuchar de una forma más fina.

Muy importante también en el consuelo, es darle tiempo, estar a su lado, sin prisa esperar. Es el mejor regalo que se le puede hacer a una persona que necesita consuelo: darle una parte del tiempo de nuestra vida. Basta con dedicarle un rato más de lo habitual, que es como decirle: tengo tiempo para ti, te escucho, puedes desahogarte».

  1. El simple hecho de estar ahí ya ayuda.
  2. Lo importante es el calor que se transmite a través de una caricia, una mirada le estamos diciendo a la persona que pensamos en ella, que nos sentimos cerca de ella, que nos gustaría apoyarla, protegerla.
  3. E RRORES ¿ E n qué errores caemos al intentar consolar? Como nos sentimos impotentes, tendemos a querer sacar al otro lo antes posible de su dolor.

Le decimos: «no estés triste», «lo superarás», «ahora has de ser fuerte», etc. Nos cuesta soportar el sufrimiento. Pero hemos de contener este impulso automático de salvación, porque el consuelo se basa justamente en respetar el dolor del otro, en ofrecerle la posibilidad de sentirlo.

No hay que disimular ni negar las circunstancias, sino dedicar a la persona tiempo, afecto y atención, abrir un espacio para que pueda encontrarse a sí misma. Y para que sepa que alguien la está viendo y escuchando. El consuelo se basa justamente en respetar el dolor del otro No hay que atosigarlo, hay que permanecer a su lado, haciéndole saber que cuando él esté dispuesto, cuando sienta que quiere o que ya puede afrontar su dolor, podrá encontrarnos, porque seguiremos ahí.

En los silencios y las pausas del otro merece la pena esperar y no precipitarse. E MPATIZAR N o debemos subestimar la Importancia de ponerse en el lugar del otro, empalizar. Es muy importante a la hora de consolar, ser empaticos con la persona a consolar: tenemos que percibir el lenguaje no verbal, lo que el otro expresa con su cuerpo, sus gestos y sus palabras, sin interrumpirle, conteniéndose un poco y renunciando a sacar conclusiones.

  1. ¿ Q ué podemos ofrecerle a las personas que necesitan consuelo?
  2. Un abrazo
  3. ‘ E l animal humano necesita del contacto físico para su bienestar. El abrazo es una forma muy especial de tocar’
  4. Se dice que un abrazo:
  5. E s un instinto, una respuesta natural a los sentimientos de afecto, compasión, alegría
  6. A livia el dolor, la depresión y la ansiedad,
  7. A huyenta la soledad,
  8. A quieta los miedos,
  9. A bre la puerta a los sentimientos,
  10. Aprender a tocar
  11. A cariciar el pelo, ofrecer un hombro, coger la mano El simple contacto físico establece un vínculo, transmite serenidad y apoyo, que el otro percibe de inmediato.
  12. Lo que te salga del corazón

M uchas veces el mejor consuelo es decirle a alguien que nos importa mucho, que queremos lo mejor para él o que nos preocupamos por él. Lo importante no son tanto las palabras sino la energía psíquica que hay detrás de ellas. Tendemos a querer decir «lo correcto» pero siempre es mejor escuchar el corazón y buscar las propias palabras.

  • El silencio E l silencio es una de las experiencias más hermosas e intensas que una persona puede compartir con otra.
  • Puede consolar muchísimo.
  • Deberíamos confiar más en la fuerza del silencio, porque a menudo es el único lenguaje que es capaz de llegar al corazón de las personas que sufren.
  • Hay que aprender a esperar, escuchar, sentir, no impacientarse.

¿ Q ué hacer si el otro llora? D ejarle llorar y no interrumpirle. No podemos eliminar el dolor de otra persona; ese dolor es suyo. Pero con nuestra presencia podemos hacer que le resulte más llevadero. Sentirá que estamos junto a ella. Posiblemente llorar es el primer signo de que el dolor quiere desaparecer.

  • A quién recurrir para solicitar consuelo
  • M uchas veces son los amigos quienes nos consuelan, otras veces la familia pues como dice Tarr en su libro ‘la familia siempre esta ahí como ancora de salvación, la que, en su función y en su necesidad, es la verdadera garantía de ayuda y reciprocidad’.
  • A veces nos movemos solos

A lo largo de la vida, pasamos momentos dolorosos, momentos cargados de soledad, de vació interno y que tenemos que pasar solos, Si tienes una buena relación contigo mismo, sacas fuerzas y consuelo. Porque además los otros solo confían en ti en la medida en que tú ya lo haces.

  1. Se puede aprender a ser amigo de uno mismo, debemos darnos aliento sin caer en el desanimo, Cada uno tiene que buscar sus propias fuentes de consuelo.
  2. S UGERENCIAS ‘ I rmtraud Tarr ‘ en su libro nos da algunas sugerencias,
  3. L as personas tenemos necesidades de imágenes ‘padres, amigos etc.’ estas imágenes interiores con las que hablamos aunque sea interiormente, nos darán lo que necesitamos,

O tra forma sería escribir un diario, E scribir poemas puede también ser una manera de consolarse uno mismo, son formas creativas de comprenderse y así de conocerse y consolarse, G uardar aquello que nos dio alegrías alguna vez, ‘una carta de amor, un poema que nos llenase, una foto, etc., y así sacarlas cuando necesitemos consuelo,

  1. C oncentración, aunque sea haciendo las tareas cotidianas, con lo que nos tranquilizaremos y podemos meditar,
  2. H acer ejercicio físico, pasear,
  3. E scuchar música, alimenta el alma,
  4. L eer, con la lectura podemos experimentar todos los sentimientos,
  5. A doptar un animal doméstico,
  6. S alir a la naturaleza, en ella nuestros pensamientos negativos se trasforman, interpretamos las cosas de distinta manera, mas positiva,
  7. S aquemos nuestras pinturas y lápices de colores y dibujemos, dediquemos parte de nuestro tiempo a pintar, saquemos de nuestro interior aquello que este deseando salir al exterior,
  8. D isfrutar de los placeres que nos dan los sentidos,
  9. D isfrutemos de las pequeñas cosas cotidianas que nos da la vida,
  10. U n buen baño, conviértelo en un acto ceremonial,
  • T erm inaré el artículo, con una frase que dice la autora al final del libro:
  • «Necesitamos consuelo
  • para que la mochila cargada de decepciones y fracasos
  • que todos llevamos en la espalda
  • no se haga demasiado pesada»

¡Haz clic para puntuar esta entrada! : ▷ SOBRE EL CONSUELO ✅

¿Qué es consolar a una persona?

Consolar a una persona triste: cinco claves para hacerlo correctamente Que Significa Consolacion En La Biblia A lo largo de nuestra vida pasamos por diversas experiencias que nos suponen tristeza: un fracaso en los estudios, una pérdida o un problema con una persona de nuestro entorno. Se trata de un sentimiento válido y necesario en el desarrollo de persona, que nos ayuda a reflexionar sobre lo que nos ha sucedido y a aprender.

¿Qué significa consolar a una mujer?

Aliviar la pena o aflicción de alguien.U.t.c. prnl.

¿Qué es la esperanza en la Biblia?

Esperanza | El principio y el contexto de la esperanza en el Evangelio La expectativa confiada y el anhelo de recibir las bendiciones que se han prometido a los justos. En las Escrituras se habla con frecuencia de la esperanza como la espera anhelosa de la vida eterna por medio de la fe en,

  • A veces se malentiende el significado de la palabra esperanza.
  • En nuestras conversaciones cotidianas, la palabra cobra un matiz de incertidumbre; por ejemplo, podemos decir que esperamos que cambie el tiempo o que nos visite un amigo; sin embargo, en el lenguaje del Evangelio, ‘esperanza’ es una palabra activa que implica seguridad y determinación.

Los profetas hablan de tener una ‘firme esperanza’ (Alma 34:41) y una ‘esperanza viva’ (1 Pedro 1:3). El profeta Moroni enseñó: ‘Los que creen en Dios pueden tener la firme esperanza de un mundo mejor, sí, aun un lugar a la diestra de Dios; y esta esperanza viene por la fe, proporciona un ancla a las almas de los hombres y los hace seguros y firmes, abundando siempre en buenas obras, siendo impulsados a glorificar a Dios’ (Éter 12:4).

Si tenemos esperanza, confiamos en las promesas de Dios; tenemos la certeza interior de que si hacemos ‘obras justas’ recibiremos nuestro ‘galardón, sí, la paz en este mundo y la vida eterna en el mundo venidero’ (D. y C.59:23). Mormón enseñó que este tipo de esperanza procede únicamente de la Expiación de Jesucristo: ‘Y ¿qué es lo que habéis de esperar? He aquí, os digo que debéis tener esperanza, por medio de la expiación de Cristo y el poder de su resurrección, en que seréis resucitados a vida eterna, y esto por causa de vuestra fe en él, de acuerdo con la promesa’ (Moroni 7:41).

Al esforzarnos por vivir el Evangelio, desarrollaremos nuestra capacidad de ‘abund en esperanza por el poder del Espíritu Santo’ (Romanos 15:13). Nuestra esperanza aumenta al orar y al procurar el perdón de Dios. En el Libro de Mormón, un misionero llamado Aarón le aseguró al rey lamanita: ‘Si te arrepientes de todos tus pecados y te postras ante Dios e invocas con fe su nombre, creyendo que recibirás, entonces obtendrás la esperanza que deseas’ (Alma 22:16).

También adquirimos esperanza al estudiar las Escrituras y seguir sus enseñanzas. El apóstol Pablo enseñó: ‘Las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y por la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza’ (Romanos 15:4). El principio de la esperanza se extiende por todas las eternidades, pero también puede sostenernos a lo largo de los desafíos cotidianos de la vida.

‘Bienaventurado es aquel’, dijo el salmista, ‘cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en Jehová su Dios’ (Salmos 146:5). Con la esperanza, podremos tener gozo en la vida; podremos aplicarnos las siguientes palabras: ‘que tengáis paciencia y soportéis esas congojas, con una firme esperanza de que algún día descansaréis de todas vuestras aflicciones’ (Alma 34:41).

Adblock
detector